¿Cuál es el papel del big data en las aceleradoras tecnológicas especializadas en salud?

24
noviembre
2017

El mundo emprendedor está muy presente en nuestras vidas y cada vez son más jóvenes los profesionales que deciden comenzar su propio proyecto empresarial. Según datos de Startupxplore, en solo 7 años el número de startups se ha multiplicado hasta superar las 3.000. En cuanto a las aceleradoras, ya son más de 300 en nuestro país.

Con estos datos, España se encuentra en el quinto lugar en el ranking europeo de ecosistemas de startups. Según el informe Sep Monitor, el Reino Unido, considerado por muchos emprendedores como el mejor lugar del mundo para lanzar una empresa, continúa acaparando la mayor parte de la financiación europea en este ámbito. Una de las claves del éxito está clara: la especialización. Algo que adquiere aun mayor importancia cuando hablamos de nuestra salud.

En este sector es fundamental poner a disposición de los emprendedores apoyo técnico personalizado, financiación, espacio de trabajo y mentorización para convertir proyectos innovadores en negocios rentables y con alcance internacional. Este es uno de los principales objetivos de las aceleradoras verticales especializadas en salud, en donde se apuesta por iniciativas que promuevan la transformación digital en el sector sanitario.

Estas aceleradoras centradas en el mundo sanitario, como Senda Startup, deben promover empresas que den una respuesta a las grandes necesidades a las que se enfrenta el ecosistema sanitario actualmente. Entre ellas se está la medicina personalizada, la preventiva y la digital. Además, para que los proyectos tengan cabida en este tipo de aceleradoras tienen que tener como objetivo fundamental ayudar a mejorar la atención sanitaria y la calidad de vida de los pacientes.

Por todo ello, la base de la mayoría de estas empresas se encuentra en el big data, la estructura básica del sistema sanitario, entendida como la gestión colectiva de datos de salud personales. Actualmente ya se pueden conseguir datos de pacientes a partir de historias clínicas electrónicas, dispositivos de telemedicina, weareables… Uno de los principales retos de los proyectos innovadores especializados en este campo es conseguir gestionar de la mejor forma posible todos estos datos y buscar así la optimización del servicio de salud para hacerlo más rápido y eficiente.

Como ejemplo de startups que cumplen estos objetivos en el mercado actual se encuentran las siguientes:

  • DyCare, que analiza el comportamiento de los músculos del esqueleto ante un ejercicio determinado. Está dirigida a profesionales de traumatología o fisioterapia y toda la información que se registra es también realmente útil para procesos de rehabilitación. 
  • SocialDiabetes, elegida como una de las mejores apps para diabetes en español, permite calcular, ajustar y mejorar el control de la diabetes. En este caso también la gestión del big data es clave para ofrecer información de calidad entre pacientes y profesionales sanitarios. 
  • Premium Heatlh, la startup que resuelve uno de los mayores problemas que existe en la gestión sanitaria: la dificultad para muchos pacientes de desplazarse a la consulta física de su médico. El objetivo es desarrollar tencologías innovadoras online que faciliten la comunicación en tiempo real con los profesionales sanitarios. 

¿Tú también quieres desarrollar tu idea en una aceleradora especializada en el sector sanitario? Descubre aquí una tecnología muy útil para comenzar a crear apps en este ámbito: ResarchKit, una plataforma de código abierto para desarrollar tecnologías que mejoren la investigación médica y la atención sanitaria. 

¿Cuál es el papel del big data en las aceleradoras tecnológicas especializadas en salud?
Volver al listado de noticias
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí